¿Cuál es mi estilo?


Hablando de eventos, piensa que es lo que buscáis para ese día. Pongamos de ejemplo el día de vuestra boda, es un día en el que son muchas las cosas que pasan a vuestro alrededor, muchos sentimientos, muchas emociones, muchos relatos que contar. Durante el día ocurren muchas historias alrededor de la vuestra, historias que merecen ser contadas, y aquí es donde entro yo, ya que ese día vuestra única misión es la de disfrutar cada segundo sin estar pendiente de nadie y menos del fotógrafo.

Solo así conseguiréis fotografías de momentos ocurridos en vuestra boda y tendréis un relato contado bajo un estilo fotoperiodístico, esto significa que pasaré desapercibido, como un invitado más, ésta es la clave. También habrá tiempo para retratos formales o informales, eso depende de vosotros, no hace falta buscar lugares que acarreen grandes distancias y por tanto que conlleven pérdida de tiempo a la hora de seguir disfrutando con los vuestros.

Esta es mi forma de ver las bodas, pero también sirve para cualquier evento, de hecho así lo estoy haciendo. Los momentos especiales, únicos e irrepetibles se suceden en bautizos, en comuniones, en aniversarios de todo tipo, en realidad se producen en cualquier momento de nuestra vida.